jueves, 11 de octubre de 2007

BECOMING CHIBCHOMBIAN

Aquí estoy en la tierra de mis padres, la tierra que me adopta en el año 2007 y de la que no me pienso ir en el mediano plazo... ese es el plan, y hoy más que nunca se vuelve tangible.

La alegría es grande, las esperanzas la superan, y la ciudad que escogí para la aventura, Bogotá, es un lugar mágico lleno de historias, cosas por ver, y una energía bárbara que se respira en el aire, la siento en el corazón como un motor que me empuja a lograr lo que vine a buscar, mis éxitos personales y profesionales, crecer, ser fuerte... verlo todo con el agradecimiento por lo que la vida me ofrece a cada instante.

Acá estoy disfrutando de un momento único, una experiencia que no olvidaré... acá están las nuevas responsabilidades, la aplicación de lo que he aprendido en mis años de estudio, la continuación de mi trabajo en un espacio lleno de oportunidades, de gente que me ha abierto las puertas desde que llegué, en una capital plena de nuevos retos. Qué más puedo pedir ahora, sé que la gente que amo y se quedó en mi país, mis padres y amigos están contentos por mí, sé que estando lejos he apreciado mucho más lo que siempre he tenido, y poderlo hacer me llena el alma de satisfacción.´

He encontrado acá nuevos amigos, ellos se reírán de mi metáfora, pero hemos conformado una especie de comuna hippie siempre presente en los momentos en que cada cual lo necesita...

La vida me sonríe siempre, hoy más que nunca... y anhelo seguir en este camino que comencé, aprendiendo, y viviendo con esta vibra única. Ya vendrá el tiempo de volver con todo lo que he visto aquí, el tiempo de regresar a los orígenes.

5 comentarios:

Si es para un regaño no estoy dijo...

te felicito... lo importante de todo esto es que tu siempre vas a tener tambien a donde regresar

Alfred Castillo dijo...

Luego de leerte, no entiendo como es que aún no te contratan en la oficina de promoción del turismo de Bogotá; Tus palabra incentivan al turismo y a la vida, no todos logran eso.

Tal vez sea como he andado pensando estos largos días, luego de tanto tiempo, de tantas noches largas con sus días, de conversaciones eternas rozando lo cíclico, lo menos que debería pasar, es que la esperanza se transforme en certeza de un futuro mejor.

Probablemente Bogotá no sea sólo la capital de Colombia, a lo mejor es la capital de la nueva vida, de las puertas que se abren y que dejan ver nuevos colores...más intensos, más reales.

Bogotá suena bien, muy bien.

vero dijo...

Bogotá tiene magia..existe algo en Bogotá que tuve que aprender a ver.
Cada calle esconde historias, fantasias, pujanza...vida. Está viva Bogotá y estoy viva yo contagiada de tanta fe en el futuro.
Porque se proyecta Bogotá en el rostro de todos los Bogotanos...y en el de los que no lo somos.
Tiene amor Bogotá y abre los brazos, cálida, aunque a veces los 5 grados de temperatura nos quieran engañar...
Está viva Bogotá y estoy viva yo, amiga, como sé que lo estás tú.
Y sí, somos una comuna hippie, una comuna FELÍZ. Y eso creo que nos está salvando a todos.
Bogotá suena, se ve, se oye y sabe, más que bien, DELI.

vero dijo...

Bogotá tiene magia..existe algo en Bogotá que tuve que aprender a ver.
Cada calle esconde historias, fantasias, pujanza...vida. Está viva Bogotá y estoy viva yo contagiada de tanta fe en el futuro.
Porque se proyecta Bogotá en el rostro de todos los Bogotanos...y en el de los que no lo somos.
Tiene amor Bogotá y abre los brazos, cálida, aunque a veces los 5 grados de temperatura nos quieran engañar...
Está viva Bogotá y estoy viva yo, amiga, como sé que lo estás tú.
Y sí, somos una comuna hippie, una comuna FELÍZ. Y eso creo que nos está salvando a todos.
Bogotá suena, se ve, se oye y sabe, más que bien, DELI.

Raul Harper dijo...

Pues despues de haber visto "Septimo Día" estaba un poco carisbajo con tanta cosa desalentadora que sucede alrededor. Pero esto me relajo porque todo el tiempo trato de animarme con las cosas que ofrece esta ciudad, y si, porque aqui soy feliz la mayor parte del tiempo.

Un gran saludo!